SOS#Redes
Alborán

SOS#Redes

Incidencias de los ALDFGs

Tipos de artes y aparejos

En esta sección se informa sobre qué tipo de instrumentos se usan en el sector pesquero y para qué, y se exponen las técnicas de pesca y los tipos de residuos enmarcados en el proyecto, así como sus posibles incidencias en el medio marino y sus especies.

En la sección Bibliografía y glosario de términos existen enlaces para ampliar la información sobre qué entendemos por cada elemento. En esta misma sección se pueden consultar documentos de acceso abierto que profundizan en las diferentes técnicas utilizadas.

02. Artes y aparejos

02.1 Pesca profesional

Restos de artes con red o malla
Restos de artes con sedal o anzuelo

02.2 Pesca recreativa / deportiva

Restos de artes con sedal y otras técnicas

01. Posibles incidencias

Diferenciamos entre directas o indirectas las incidencias o daños que pueden causar los artes perdidos o abandonados sobre las especies, hábitats y/o ecosistemas marinos.

Incidencias directas

Son aquellas que se producen sobre la fauna y flora marina directamente, y cuyas consecuencias se pueden observar de forma inmediata o corto plazo de tiempo.

Sepultación

Grandes extensiones de artes o el mismo arte en sí como consecuencia de la envergadura del mismo, pueden sepultar hábitats y/o especies provocando, en primer lugar, el aplastamiento de aquellas especies que se vean afectadas en el lugar donde se haya producido la pérdida o abandono del arte. Además, en segundo lugar, a corto periodo de tiempo, esto artes pueden impedir que las especies y/o hábitats sepultados desarrollen actividades biológicas o intercambios físico-químicos para su supervivencia (por ejemplo en praderas de fanerógamas, coralígeno, etc.)

Abrasión y/o desgarre

Las especies de porte rígido pueden ser desgarradas, arrancadas o dañadas por fricción de estos artes o aparejos que son arrastrados o movidos por las corrientes y/u oleaje originándose vaivenes de los mismos y que provoca la eliminación total o parcial de especies (e.g. corales, gorgonias, briozoos, esponjas, moluscos-nacras, etc).

Pesca fantasma

Durante cierto tiempo, que no se ha estimado todavía, las artes o fragmentos de los mismos pueden seguir cumpliendo su misión sobre el fondo, pescar, sacrificándose especies que no van a ir destinadas a la comercialización.

Además, los grandes peces, moluscos y/o crustáceos se pueden acercar al arte para alimentarse de los peces más pequeños atrapados y también pueden quedar atrapados.

Incidencias indirectas

Estos daños son los que ocasionan estos artes abandonados o perdidos a medio o largo plazo y son más difíciles de observar o verificar.

Cebado

Los peces atrapados puede convertirse en el “cebo” para los peces más grandes. Es la base de la pesca fantasma. En un experimento reciente en Canadá, donde se simuló ‘pesca fantasma’ con nasas que se dirigen a una especie de cangrejo, se estimó que las pérdidas debidas a la pesca fantasma representaron el siete por ciento de los desembarques totales.

Bio-acumulación

Las plomadas, utilizadas para fijar el arte en el fondo están compuestas de plomo; metal pesado que se pueden bio-acumular en las especies y que puede llegar al consumidor de pescados de interés comercial o simplemente matar a las especies por su toxicidad. Esto no ha sido estudiado hoy día.

02. Artes y aparejos

Consideramos el arte de pesca como la técnica o método, compuesto por un conjunto de elementos que se usan para pescar de una determinada forma una/s determinada/s especie/s, y los aparejos como cada una de las partes de las que se compone un determinado arte.

Por tanto, los residuos que nos encontremos en el mar, objetivo principal del proyecto, serán aparejos o restos de estos que formaron parte en su momento de un determinado arte, así como parte de un arte de pesca o la totalidad del mismo.

02.1. Pesca profesional

La más importante en volumen a nivel regional aunque quizás no tanto a nivel local, sobre todo en determinadas localizaciones y a determinada profundidad.

Es por ello, que el proyecto SOSredes está enfocado a la pesca artesanal (no industrial), conocida también como pesca de “bajura”. Este concepto, pesca artesanal, ha llevado a controversia en la última declaración de la Política Pesca Común de la Unión Europea (PPC), de esta manera en el presente proyecto se entenderá pesca artesanal como aquella que realizan los buques de pesca en la cual no ejercen más de una jornada de pesca continuada y no congelan el producto de la pesca.

Con estas premisas, los artes y/o aparejos que se pueden encontrar en los fondos son:

Restos de artes con red o malla

Artes que capturan las especies con red y/o malla, independientemente de cómo trabajen y de los aparejos de que estén constituidos.

Cerco

La pesca con arte de cerco consiste en cercar cardúmenes o bancos de especies pelágicas. La maniobra consiste en rodear el cardumen, trazando un círculo hasta encerrarlo formando una especie de bolsa, capturando así el cardumen o gran parte del mismo. En el mar de Alborán se utiliza para la captura de sardinas, boquerones, melvas, caballa o jureles.

El arte de cerco se compone de los siguientes aparejos, que pueden aparecer en el fondo marino: red, en varios paños, cabos de nylon, plomos (cilíndricos o cónicos) o bien una cadena de acero, anillas o grilletes de acero, boyas o flotadores.

Este arte, con sus diferentes modalidades, se utiliza en todo el litoral de Alborán y Golfo de Cádiz.

Trasmallo

Arte compuesta por tres paños de red colocados superpuestos; los dos exteriores tienen la misma luz de malla y el central es más tupido y de mayores dimensiones. De esta manera, al montarse los tres conjuntamente se forman bolsas en el paño central, en las que quedan atrapados los peces (se «enmallan»). Es un arte de fondo. La pesca con trasmallo se basa en que los peces en sus desplazamientos no perciben la red con lo que al tropezar con ella empujan el paño tupido central formando bolsas de las que ya no pueden salir. Con el trasmallo se pescan diversas especies de fondo como los espáridos (doradas, sargos, mojarras, herreras), acedías, chocos, lenguados, besugos, salmonetes y lubinas. También los langostinos y algunos cangrejos se suelen pescar con este arte.

El arte de trasmallo se compone de los siguientes aparejos, que pueden aparecer en el fondo marino: red de nylon, en varios paños, cabos de nylon, plomos, muertos o ancla para calar el arte, anillas o grilletes de acero, boyas o flotadores.

Este arte, con sus diferentes modalidades, por cada zona y especie de captura, se utiliza en todo el litoral de Alborán y Golfo de Cádiz

Redes de enmalle

Similares al trasmallo, tienen la característica de que se componen de un solo paño de red. Su funcionamiento, así como las características de la luz de malla dependen de la especie que se vaya a pescar. Algunas de las especies que se citan en el trasmallo se pescan también con estas técnicas. Asimismo, los residuos que se generan son similares a los del trasmallo.

Este arte, con sus diferentes modalidades, por cada zona y especie de captura, se utiliza en todo el litoral de Alborán y golfo de Cádiz.

Arrastre

Las artes incluidas en esta modalidad comprende redes que presentan forma cónica, cerradas por un saco o copo, que se ensanchan en la boca y que pescan al arrastrase por el fondo, al ser remolcadas por una embarcación.

Las artes de arrastre buscan atravesar los bancos de peces y otros animales, quedando estos así atrapados en el interior del copo. Se busca atrapar especies que viven sobre el fondo, muy cerca de él o enterradas, como la merluza, acedías, chocos, langostinos, pulpo y calamar.

El arte de arrastre se compone de los siguientes aparejos, que pueden aparecer en el fondo marino: red y cabos de nylon o plástico, cables de acero, plomos, cadenas de acero, anillas, puertas o malletas de acero o hierro, calones o grilletes de acero, bombillas o flotadores. Es una técnica que requiere de gran destreza y habilidad; no debe trabajar a menos de 50 m de profundidad y nunca sobre determinados hábitats marinos, como fanerógamas (plantas marinas) o coralígeno.

Este arte, con sus diferentes modalidades, por cada zona y especie de captura, se utiliza en todo el litoral de Alborán y golfo de Cádiz

Almadraba y Moruna

Artes de pesca con elevada presencia histórica, considerados artes de pesca pasivos o de trampa. Ambas técnicas se componen de una estructura en red (con diferentes dimensiones entre una y otra) que se coloca frente a la costa para interceptar el paso de especies migradoras (túnidos como el atún, bonito, melva, lecha o pez limón). La estructura laberíntica que conforman los diferentes paños de red, que se calan al fondo, hace que las especies se vean paulatinamente encaminadas a un espacio cada vez más pequeño, desde donde es más fácil su pesca.

El arte de la almadraba y la moruna se compone de los siguientes aparejos, que pueden aparecer en el fondo marino: redes de nylon, en varios paños y características, cabos de nylon y acero, plomos, muertos o anclas para calar el arte, anillas, grilletes y cadenas de acero, boyas o flotadores.

Este arte, con sus diferentes modalidades, por cada zona y especies de captura, se utiliza exclusivamente en Cádiz (Almadraba) y Almería (Moruna).

Rastros

Artes de pesca que arañan, remueven o rastrean el fondo marino para recolectar moluscos que se encuentran en esa zona. El arte acaba en una zona cerrada (copo) y tupida donde quedan atrapados los ejemplares. Existen rastros manuales (la tracción la ejerce el mariscador/a a pie o desde una embarcación) y remolcados/mecanizados (la tracción la ejerce una embarcación), con obvias diferencias de tamaño de aparejos y captura.

Las artes de rastro se componen de los siguientes aparejos, que pueden aparecer en el fondo marino: peines o empeines de acero, que se arrastran por el fondo y levantan las especies que ahí se encuentran; cabos de nylon, barras y estructuras de acero, anillas y grilletes de acero, malla o red de nylon o plástico, de diferentes tamaños y luces de malla.

Este arte, con sus diferentes modalidades, por cada zona y especie de captura, se utiliza en todo el litoral de Alborán y golfo de Cádiz.

Nasas

Artes de pesca pasivos, que atraen a las presas a través de un cebo, creando normalmente una estructura de fácil acceso pero de difícil salida.

Existen multitud de nasas, tamaños y variantes para cada tipo de especie objetivo (camarón, nécora, langosta, bogavante, pulpo, chocos).

Las nasas se componen básicamente de las siguientes partes, que pueden aparecer en el fondo marino: cabos de nylon o plástico, estructuras de hierro o madera, lastres de plomo, acero u hormigón y mallas de plástico o nylon de diferente grosor y diámetro.

Estas artes pasivas, con sus diferentes modalidades, por cada zona y especie de captura, se utiliza principalmente en todo el litoral de Huelva y Cádiz y zonas de Granada y Almería.

Restos de artes con sedal o anzuelo

Artes y aparejos de pesca profesional que capturan con anzuelo y sedal que potencialmente pueden perder partes y acabar en el fondo marino.

Aparejos de anzuelo

Enmarcados en las llamadas artes menores son artilugios que, a través de un cebo natural o artificial, atrapan las especies al quedar estas enganchadas por la boca en el anzuelo. Existen multitud de variantes, pudiendo ser el aparejo de un solo sedal y anzuelo o de varios sedales y anzuelos unidos a un cordel principal o línea madre. Asimismo el arte puede estar calado al fondo, permanecer vertical u horizontal (palangres) o estar en movimiento desde una embarcación (curricán).

Con estas técnicas se pescan multitud de especies, normalmente muy específicas dependiendo del tamaño del anzuelo, tipo de cebo y forma de faena: espáridos (dorádas, lubinas, sargos, etc), algunos elasmobranquios, túnidos, jureles, meros, besugos, corvinas, son algunas de las especies comerciales que se pescan.

Las diferentes modalidades de estas artes menores se componen básicamente de los siguientes aparejos, que pueden aparecer en el fondo marino: cabos de nylon o plástico, plomos o lastres, varillas y coronas de acero o plomo, sedales o tanzas de diferentes grosores y longitudes (algunos de varios cientos de metros) y anzuelos, de acero inoxidable y de muy diverso grosor y longitud. Estas artes, con sus diferentes modalidades, por cada zona y especie de captura, se utilizan en todo el litoral de Alborán y golfo de Cádiz.

Alcatruces

En el fondo marino pueden aparecer restos de artes y otras técnicas que pueden originar residuos y daños a la biodiversidad: algunos ejemplos son los alcatruces (vasijas de barro o plástico que se colocan en el fondo marino amarrados con un cabo para la captura de pulpos).

Esta técnica se usa en todo el litoral del Golfo de Cádiz y de la provincia de Málaga.

02.2. Pesca recreativa / deportiva

Muy importante a nivel local y muy localizada en determinados enclaves; además, muy visible y detectable por buceadores recreativos.

Restos de artes con sedal y anzuelo

Pesca con caña (tanto desde embarcación como desde tierra).

Existen multitud de variantes según la especie a capturar, pero sus componentes son básicamente: sedales de nylon (de diferente longitud y grosor), anzuelos, plomos, etc., que pueden aparecer con frecuencia en el fondo marino, y de forma acumulada en zonas de roca, donde los anzuelos y sedales suelen engancharse.

Esta modalidad de pesca, con sus diferentes tipologías, por cada zona y especie de captura, se utilizan en todo el litoral de Alborán y golfo de Cádiz.

Otras técnicas de pesca

Pesca con arpón, como una modalidad escasamente regulada de la pesca recreativa y con innumerables y poco conocidos efectos (destrucción de coralígeno, reducción de alevines, pesca de especies no permitidas o en zonas y épocas vedadas) además del posible resto del uso. Su funcionamiento se basa en la proyección de un arpón o lanza con un fusil que atraviesa a la presa, con la ayuda de gomas o aire comprimido.

Tanto el arpón como los materiales que se usan para su proyección y recogida pueden desprenderse (de forma casual o voluntaria), quedando en el fondo marino.